Objeto de la abominación

image

Hasta el coño de ser sujeto, quiero ser objeto, objeto de la abominación.

Lo abominable, eso que está debajo, lo que no quieres ver, es lo único que realmente me interesa, es lo único que me hará libre, todo lo demás me parece una auténtica mierda, toda esa capa de fondant tan repugnante, esa que no me deja conocer cual es el pozo oscuro de mis deseos, esa que distrae cada pensamiento que real que viene a mi cabeza.


Por mi 30 cumpleaños quiero un palito más grande, para poder hurgar con mucha alevosía en mi propia mierda, en mi verdad abominable.

image

No se lo que vendrá ni se lo que se irá, no me importa, solo se que he dejado de lamentar lo que me han enseñado a llorar.

Se, que estoy hasta el coño de sentir cosas que no siento, se que estoy hasta el coño de sentir cosas que no soy.

Se quien soy y se donde estoy ahora, es mi única certeza, y no quiero más. No quiero saber que no estas, por que tú no eres yo. No quiero dolores de barriga, quiero tender la mano y sentir muchos dedos, quiero estirar la mano para cogerlos todos.

Se que no pierdo nada porque lo tengo todo, porque tengo agujeros por los que me inunda la vida y con eso me basta, así que no voy a mantener más composturas porque estoy hasta el coño.

Cada vez siento menos ese cansancio que viene de dentro, ese cansancio, que cansancio…! ese agotamiento que viene de las entrañas, esa carrera tras deseos que ni siquiera son míos, esa imagen de objetivo cumplido, toda esa mierda, se está deshaciendo para dejar que la suave brisa del camino me haga cosquillas en la cara

image

Esta primavera que está a punto de empezar es mía, que ninguna criatura intente robármela, porque ya no sueño, velo en silencio y hago mi duelo, al invierno, al otoño y al verano, a todas esas imágenes del pasado y del futuro, para dejar nacer el ahora, que ahora si, es mio y me lo follo cuando quiero.

Que la fuerza me acompañe, hermanas

image

y tal vez, tal vez, tal vez, sea éste el momento en el que los demonios se funden con los dioses, el blanco con el negro y este viento infinito nos una para crear, para creer, y para darme la fuerza suficiente de llenar esta bolsa de tela, que es lo que se lleva ahora, con todos esos sueños que me emborronan el presente y mandarlos todos a tomar por culo…  será entonces cuando pueda de verdad decirte que te quiero con todas las de la ley. Que la fuerza me acompañe, hermanas

image

Tengo una bomba dentro, bomba buena, bajo a la calle con pequeña Trini unida a mi por una correa y muchas cosas más, y la manta de frescor que me da en la cara me trae un montón de recuerdos que me hacen pensar qué es lo que permanece, y eso es justo lo que nunca pensé que lo haría.

Lo que un día tomé a voluntad como algo efímero, se ha convertido sin quererlo en estable, en hogar… por que yo elijo como ponerme la manta, pero la manta me la dan y por mucho que quiera cambiarla, la manta se queda. 

Y es entonces cuando la cojo y la toco con la punta de los dedos, con la palma de la mano, la deshago en trocitos chiquititos la coso con cuidado para no hacerme daño, y cada forma nueva, es la muerte y destrucción de otras antiguas, y tengo que llorarle la pena y hacerle el duelo, celebrar los nacimientos, al final caigo derrotada y me tapo con ella, por que la manta se queda.

Esto no es un autorretrato y estoy aquí sentada por última vez en este sitio en el que empezaron y acabaron muchas cosas, pensando que ya no puedo saltarme más duelos. y se me escapa una lágrima y se me escapan dos, y las dejo desembocar, para que no se enquisten, para que no estanquen, que entren y salgan por el agujero de bala que todos tenemos y estancamos con mierdas para no dejarlas escapar, sin pensar que allí se pudren para siempre.

Esto no es un autorretrato

y estoy aquí sentada por última vez en este sitio en el que empezaron y acabaron muchas cosas, pensando que ya no puedo saltarme más duelos.
y se me escapa una lágrima y se me escapan dos, y las dejo desembocar, para que no se enquisten, para que no estanquen, que entren y salgan por el agujero de bala que todos tenemos y estancamos con mierdas para no dejarlas escapar, sin pensar que allí se pudren para siempre.

image

Es hoy y es ahora, el momento de abrir una vía con las manos, de meterse de lleno y vestirse de negro, bañarse hasta el cuello en este fango mugriento que no tiene principio ni fin y del que nunca saldremos lo suficientemente limpias y brillantes, pero si desnudas y deshechas, listas para volver a empezar

Autorretrato a 4 manos

image

No recuerdo nacer, pero revivo una y otra vez la jodida sensación de abandonar un cálido descanso para enfrentarme a esta puta guerra. 
Volver a nacer es otra cosa, es tirar de empuje y valor para mirar a los ojos a ese agradable y punzante ego que te ahoga, desposeerte del cuerpo de los otros, aquellos que nunca te pertenecieron ni te pertenecerán, aceptar tu mentira y vivir el viaje de tu condena, tu dolor y tu gloria, bendita gloria! 

La última vez que vi el reflejo de lo que yo quería… ayy! la última vez, todavía me acuerdo… que tiempos aquellos en los que el fantasma aquel me daba largas horas de sueño… ay! aquella adolescencia, aquel atardecer cálido de emociones… lo largo que parecía y lo rápido que dio paso a este nudo, que se me enrolla en los pies y en las noches y me hace caerme cada dos por tres, destrozándome las rodillas y la dignidad

Me gustaría creerme toda esta mierda, alegría alegría, que viene la Navidad y va a parir la virgen, María, la Virgen María. En mi casa no pare nadie, ya parimos todos los niños muertos que teníamos dentro cuando tuvimos que hacerlo, ahora intentamos tragarnos toda esta patraña en la que creemos y por la que ya no podemos dar marcha atrás, y ahora no, ya nadie va a encontrarnos así, destrozados los labios, muertos de amor, ya no

Los pensamientos oscuros, esos que vienen de mil caminos, los sentimientos de la noche desbocados que acaban en remolinos, todos se calman, se van una vez más para dejar paso a unos pies delicados que bajan por aquella escalera de cristal, a unas manos sobre las que reposa una bandeja, con mis ojos, que dolor es arrancarlos y que claro y limpio lo veo todo sin ellos

image

demoliendo la identidad por voluntad propia, a lo bonzo, deshaciéndola como una mancha negra de petróleo, que se pega entre los dedos y los cambios, y entre la que encuentro, un fino y casi invisible hilo blanco, sobre el que construir con las manos, una imagen estable y movediza, alta y baja, grande y pequeña, una imagen mía, para terminar acariciándome el pelo y los miedos

image

Siempre me cuesta mucho trabajo abandonar Berlín y toda esa mierda de hacer lo que me da la gana, siempre me cuesta trabajo escribir cuesta, por que sin querer pongo cuestra, y una cuestra, no es lo mismo que cuesta del verbo costar, y me cuesta volver a la rutina, por que se que las rutinas se acaban y hay que crearlas de nuevo, por que las rutinas no las regalan, las haces tu y las hago yo, y es tan maravilloso como agotador, además de todo esto, odio el 171 que me deja en el aeropuerto porque para en un montón de lugares que no me apetece visitar, y se que la próxima vez que lo coja será para empezar una nueva rutina que es sorpresa, y eso me pone a temblar y a tambalear, por eso, rezo a las santitas para que salga el sol y no me esperen más estas nubes, que son muy de esperar las hijas de puta

image

Las vacaciones de las preguntas no empiezan con las respuestas, todo esto es un fantástico y jodido remix de otoño

1 de 12 siguiente